domingo, 29 de agosto de 2010


En las tinieblas en las que estás, es donde quiero conocerte.
Saber tus pensamientos, sentir lo que sientes y sentirte a ti.
Ver como te derrumbas y que cada gota derramada por tus ojos se clave en ti como cada uno de tus sufrimientos.
Tomar ese placer entre mis brazos mientras te desgarras y gritas aunque nadie pueda oírte. Hacer mío lo que te mata por dentro para que así puedas liberarte y derramar el resto de tus lagrimas sobre el dolor que siento al igual que tu lo sentías hasta que lo hice mío.
Y que así sea. Que tu dolor sea mío, que tus ojos llenos de lágrimas ahora sean los míos, y que entonces tú tengas el placer de oír como me desgarro y grito aunque nadie pueda oírme…excepto tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reloj digital.