viernes, 3 de diciembre de 2010

Escribo esta carta a la persona que siempre pensé que amaba, y que nunca me quiso. Intentare hacerlo con el mínimo rencor que siento, aunque me será difícil.

Siempre he pensado que me utilizo. Ahora que puedo pensarlo fríamente, y después de todo lo que me a pasado durante este tiempo. Sigo pensando que quizás, de alguna manera…lo hizo.

Pero también pienso que fuera como fuera, era así.

Tal vez la culpa fue mas mía que suya, por dejar que el sentimiento llegara tan lejos, sabiendo que acabaría por matarme, porque lo sabía.

Pero nunca he tenido la suficiente fuerza como para evitar algo.

Probablemente, volvería a caer en la trampa de aquel Satanás con el rostro de una rosa.

De repente, sin saber realmente por que, desapareció de mi vida, desapareció del mundo. Y dentro de mí, parece que no haya sanado la espina que dejo. Pobre ingenua…Padezco de imbecilidad, y parece que sigo sin darme cuenta de que todo lo que algún día pensé, es imposible. Una parte de mi, se alegra, porque seguramente, es lo mejor, y la otra parte de mi, sigue muerta, tan muerta como me dejo.

Por eso, y después de creer entenderlo, doy mi bendición de perdón, lo necesite o no, aunque el dolor siga dentro de mí.

Y amare, o odiare, pero no guardare rencor por la persona que lo único que hizo fue ser como era sin pensar en el huracán que estaba provocando mi mente alrededor de mi corazón.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Me dispongo a lanzar una flecha, y traspasar el corazón de mi amada. Luego, desapareceré. Tal y como hizo ella conmigo.

No puedo guardarle rencor cada segundo de mi vida.

No voy a culparla a ella, ni me culpare a mí. Porque las dos, fuimos pecadoras ante los ojos del mundo.

Tal vez este destinada a amarla por siempre…

Quizás sea una condena, por pecar sin cesar.

Incluso cuando este llegando a mi lecho de muerte, y mi piel rodeada de infinitas arrugas me diga: “No más”. Seguiré pensando que la amo.

Pero jamás sabre con certeza si alguna vez la ame realmente sin odiarla.

Mi dulce Amor…sabes hasta que punto a crecido ante mis ojos tu belleza?

martes, 26 de octubre de 2010


Estaba enfermando por culpa de mis pensamientos, que sin remediarlo, se apoderaban de mí día a día.

Quería volver a encontrarme con esa alma que hacia que me sintiera especial, diferente, como nunca nadie pudiera sentirse.

Siempre había estado sentada delante de un ordenador creyendo que era feliz. Quizás si lo era, o así lo creía…Pero todos me decían lo contrario.

Casi no recordaba mi vida pasada. Era como si hubiera estado en este agujero negro toda la vida. Y a cada segundo mis pensamientos cambiaban, aunque siempre volvían a hundirse en una pesadilla.

No había ni un solo día en que mi mirada no se centrara en la cinta roja que había dejado en mis manos una persona que pareció no existir nunca y que recordaba todos los días sin dejarme descansar en mi propia tumba.

Ponía dos dedos sobre mi cuello para sentir los latidos de mi corazón, pensaba que de alguna manera así podía inspirarme en mis textos tormentosos y dramáticos, pero creo que nunca funcionaba. A veces quería que en lo que escribía hubiera algo más que dolor o drama, pero por aquel momento…me parecía una cosa inimaginable. En cualquier caso tampoco quería escribir frases felices sin sentido mintiéndome a mi misma.

Ya no sabía si Yo era así o Yo misma estaba provocando todo ese tornado dentro de mí. Solo conseguía ser realmente feliz con “mis cosas”, en mi mundo, sin ninguna presión ni obligación ni nadie que irrumpiera en mí. Escuchando música que era con lo único que parecía poder relajarme y llegar al séptimo cielo…Y odiaba que nadie lograra entender eso. Nadie entendía absolutamente nada sobre mis sentimientos, sobre mis pensamientos, sobre mi ALMA, que solo lograba sentirse libre y tranquila cuando no estaba rodeada de mas almas.

Realmente necesitaba encerrarme en mi habitación y que existiéramos solo Mi Mundo y Yo. Me hacia sentir impotencia que la gente no viera que yo era diferente a los demás. Que yo no necesitaba estar junto a otras personas, que no necesitaba estar en la calle, por mucho que el aire fuera bueno para alguien. Que no soportaba estar a las órdenes de nadie, y que no podía ser como los demás. Simplemente…no podía. No me sentía normal, ni quería serlo. Estaba harta de que no entendieran como era ni lo que necesitaba, ni que lo que hacia era solo por complacer mis sentimientos y que mi ALMA sintiera felicidad. Yo solo era una esclava para mi ALMA, y no podía serlo para nadie más.

Lloraba cada día y me rompía a cada paso que daba. Pero eso solo me importaba a mí. A veces pensaba que el dolor me gustaba y a veces que no podía aguantarlo más. Era como la canción de Rihanna; Just gonna stand there and watch me burn, Well that’s alright because i like the way it hurts. (Solo voy a quedarme ahí y verme llorar, Pero esta bien porque me gusta como duele.)

Y a veces pensaba que la gente no me dejaba hacer lo que era necesario para mí, por el simple hecho de que no me entendían. Esto podia ser Como una cancion de un grupo; Stop there and let me correct it, I wanna live a life from a new perspective. (Detente ahí, déjame corregirlo, Quiero vivir mi vida desde una nueva perspectiva.)

Todo dentro de mí, parecía provocado por el Diablo.

Tenía la suerte de que había vuelto a enamorarme de una de las personas de mi mundo. Así que era más feliz, y cuando me sentía enjaulada e impotente la mayoría de las veces conseguía salir y respirar.

Todas las mujeres a las que amaba y las cuales me tenían obsesionada, todas de “mi mundo” por supuesto. Pero mujeres que verdaderamente existían en el mundo real. Britney Spears, por ejemplo, había estado dentro de mi toda mi vida. Era una fuente de inspiración a lo grande. La gran estrella de mi mundo. Una de las tantas que se posaban en mi cielo.

Me encantaba ser como era en el sentido de que conseguía tener cosas a las que aferrarme después de todo. Me era fascinante.

Estaba deseando que algún día pudiera celebrar la noche de Halloween con rostros pálidos como Yo, que sintieran lo especial que es.

Al fin y al cabo…vivo con la esperanza de que Dios me creo para algo, supongo que algún día descubriré el por que.

lunes, 30 de agosto de 2010


La vi allí sentada en aquél especie de jarrón, con esa pose tan elegante y a la vez tan sensual, con ese vestido precioso…con esos zapatos negros y las medias de seda a juego, su pelo rubio resaltando la palidez de su piel…y entonces, realmente estaba segura de que era lo más hermoso que había visto jamás. Ni siquiera era capaz de comprender la hermosura que desprendía por cada centímetro de su piel.
- Como una muñeca de cera! – Se burlaba una chica… Y en realidad, yo sabía que se moría por rozarla.
No era ni comparable con la luz radiante de la luna, era una estrella brillando en mis ojos.
Y entonces sentí, que todos mis sentidos despertaban. Y, que ya no había marcha atrás.

domingo, 29 de agosto de 2010


En las tinieblas en las que estás, es donde quiero conocerte.
Saber tus pensamientos, sentir lo que sientes y sentirte a ti.
Ver como te derrumbas y que cada gota derramada por tus ojos se clave en ti como cada uno de tus sufrimientos.
Tomar ese placer entre mis brazos mientras te desgarras y gritas aunque nadie pueda oírte. Hacer mío lo que te mata por dentro para que así puedas liberarte y derramar el resto de tus lagrimas sobre el dolor que siento al igual que tu lo sentías hasta que lo hice mío.
Y que así sea. Que tu dolor sea mío, que tus ojos llenos de lágrimas ahora sean los míos, y que entonces tú tengas el placer de oír como me desgarro y grito aunque nadie pueda oírme…excepto tú.

miércoles, 30 de junio de 2010


Fui capaz de sentir tu calor ansiando salvarme del sueño eterno…
Me puse al otro lado del puente y me agarré de la barandilla con la vista en el más allá y mi cuerpo sin control…Así que…simplemente me dejé llevar por el aire que soplaba demasiado fuerte. O tal vez me dejé llevar por el pensamiento enfermizo de rozar tu piel durante un instante… Seguramente el sufrimiento pudo acabar conmigo y solo…hizo que mis manos resbalaran de la barandilla y volara hacia abajo hasta chocar contra el agua de aquél mar que siempre había deseado tocar…
No había ningún músculo de mi cuerpo que intentara moverse para salvarme de aquél sueño eterno…y mi mente solo deseaba cerrarse por siempre.
No sabia que era lo que te impedía venir hacia a mi.
De todas las formas en que una mente se permitiera pensar…esto solo lo había hecho por ti. Por el saber que no iba a poder encontrarme contigo nunca más, por saber si te importaba e ibas a venir a buscarme…y simplemente…volver a sentirte.
Y entonces…fui capaz de sentir tu calor ansiando salvarme del sueño eterno…

martes, 23 de febrero de 2010


Imaginándome a mi misma en un bosque, a la oscuridad de la noche y la poca luz radiante de la preciosa luna.
Lloviendo...y con un olor a humedad increíblemente cierto.
Me imagino con unos pantalones negros y sin camiseta después de haberme desgarrado y clavado las uñas en la piel.
Con los cabellos chorreando y el agua goteando en mis hombres y mi espalda. Pero el agua de la lluvia...no es la única goteando en mi piel, también resbalan por mi cara las lagrimas del fin.
Dando vueltas sin poder salir del "agujero negro" en el que me he sumergido.
Me apoyo en un árbol y caigo irrefrenablemente al pasarme un escalofrío desde la nunca a las orejas pasando por todos los nervios de mi cuerpo haciendo temblar mis piernas...
Me encojo pensando que el frio va a conseguir paralizarme y congelar mi corazón oscuro.
De repente paro de imaginar al oír mis propios gritos ahogándose en la soledad y la oscuridad que yo misma me he construido.
Siempre...atormentada hasta la eternidad...

lunes, 8 de febrero de 2010


Quiero...ser yo misma. Quiero poder amar sin rencor, con pasión, a lo grande, amar con tranquilidad.
Quiero sonreír sin que nada me haga gracia, sonreír en medio de la oscuridad, en medio de la nada, y sentir lo que se siente...
La vida me arrebata todo segundo a segundo, como...me arrebató a la "princesa" que se perdió en el camino hacia mi vida...Y...quiero poder sentir el calor de una persona rozándome sin tener que tener que dar explicaciones a nadie del por qué. Y...llegar a rozar el alma de una persona, o...poder tocar a un ser humano con mis insignificantes manos sin tenerle que temer a nada, sin tener que llorar por sentirme culpable de hacerlo, y...sentirme bien.
Yo...quiero acordarme de que existo, alcanzar a esta alma persistente, amar a mi ser, vivir sin estacas en mi piel…

viernes, 5 de febrero de 2010



Veo la lluvia caer por la ventana...y pienso...que nunca va a parar...que va a inundar la ciudad... Y siento que comienzo a sangrar...y que la herida que ella estaba a punto de cerrar se abre.
Y entonces me viene a la mente su rostro...su cabello...sus manos...sus ojos...sus labios...su piel...su cuello...y...al recordar su cuello...siento un escalofrío.
Yo...no vivo por existir...sino por ella...vivo porque ella vive...sonrió porque ella sonríe...respiro porque ella lo hace...aunque cuando la tengo cerca me es difícil hacerlo...
Y entonces recuerdo su mano en mi pecho...y cuando yo me agitaba e intentaba respirar más lento...intentaba controlar los latidos de mi corazón para no quedarme helada... Pero su mano roza mi piel...y me quedo quieta unos segundos...y pienso que me gustaría que fuera para siempre. Pero el reloj...marca la hora de irse...llegó la hora de marcharse...y dejo de sonreír...dejo de soñar...y dejo de respirar, simplemente porque ella se ha ido...
Si recuerdo esto...seguramente es porque la quiero.
Y por fin deja de llover...y yo...dejo de sangrar.

miércoles, 3 de febrero de 2010



Miro hacia la torre del reloj que marca las 5 en punto de la mañana. Las calles aún están oscuras...que ilusa...
La lluvia empapa mi rostro, las gotas de agua recorren mi ropa goteando desde la punta de mis cabellos.
Como mucha gente habrá hecho alguna vez tiro la cabeza hacia atrás y espero a que caiga una sola gota en mi boca....pero...cae en mis labios, los cierro y saboreo la lluvia, tiene un sabor...peculiar.
Comienzo a caminar hasta la playa...aún se pueden ver las estrellas y la luna preciosa, y puedo apreciar las olas chocando contra las gigantes olas que la rodean...como un animal chocando contra su jaula queriendo salir...
Me desnudo quedándome en ropa interior y acaricio muy despacio el agua...sintiendo cada ola rozando mis piernas...mis manos...mis pechos...
Sencillamente...escalofriante.

sábado, 23 de enero de 2010


En el bosque, al lado de las tinieblas...lloro en silencio...y ahogo mis gritos, gritos desolados que sin rumbo se pierden hallando un sitio en el que encontrarse, gritos que con el eco consiguen que empiece a sangrar, la sangre cae por mi boca acariciando mis colmillos, haciéndolos más radiantes, y mi lengua navega entre esa marea sangrienta de color rojo pasión que acaba paseándose por mis senos...Al limpiarlos siento una pequeña excitación como nunca la había sentido antes…una excitación diferente a las demás…esa excitación que nadie jamás la puede llegar a experimentar…
Me levanto irrefrenable por el dolor que me siguen causando mis propios gritos, y caigo al convulsionarme…
Aun me pregunto cuando dejaré de sangrar…
Tendida en el suelo con la sangre rodeando mi cuerpo…me recojo los cabellos mojados poniéndolos en mi hombro…y noto la humedad…la humedad del suelo contra mi, de haber…llovido durante unos segundos…noto el frio sobre mi piel…y me encojo cogiendo mis rodillas ahora bañadas por el color verde que destiñeron las plantas… ese frio se apodera de mi y empiezo a temblar…a temblar desesperadamente intentando parar…La poca sangre que queda dentro de mi…recorre mis venas verdes azuladas, y en un desmayo…duermo hasta la eternidad.

jueves, 21 de enero de 2010



Esperaba a que los días pasaran...cosiendo y descosiendo mis pensamientos...
Poder sentír el frio del invierno quemandome la piel...fué lo mejor que podria haber sentido en ese momento...
Tanto que cuando lo vi pasar...ni me percaté de su rostro atormentado que necesitaba encontrar una alma y poder liviar sus penas con el más negro de su aliento, con la mas atormentadora de su voz...
Y yo seguia inmovil sintiendo como el frio me cortaba en mil pedazos el cuerpo y a la vez me lo quemaba aciendo que yo muriera despacio...
Entonces el, pudo tener una alma...la mia, porque ya habia muerto, y mi alma bolaba a su alrededor protegiendole de...que el frio del invierno no le cortara en mil pezados también a el.

viernes, 15 de enero de 2010




El mirarme al espejo es como ver reflejado a un extraño, me pregunto cuando aprenderé a dejar de ser una niña, a liarme por cosas sin sentido, quiero aprender a "clasificar" cada sentimiento que nace dentro de mi día a día, y que mi cabeza hace que empeoren sintiéndolos cada vez más fuertes y cerca.
Pondré al azar un dedo en la bola del mundo e iré al primer país que toque. Es hora de hacerme mayor, aprender a amar de verdad, aprender a dejarme amar, aprender a mantener conversación con una persona tan especial que me haga olvidar de respirar, aprender a ser útil de alguna manera u otra.
Al parecer la gente amada es feliz pero amar no es serlo, en fin...realmente...no creo poder hacer nada de lo que me proponga, al fin y al cabo...solo soy una niña, una niña simplemente tan humana, tan frágil como el cristal, y...de todos modos voy a acabar rompiéndome a trozos, trozos tan pequeños que llegaré a ser insignificante...y...cuando llegue a ser tan insignificante como una cometa perdida por un cielo negro y oscuro...seré nada más que pequeños trozos de cristal que un día se quedaron apartados del mundo cuya utilidad solo será para hacer sangrar a una persona, al igual que hacen sangrar las espinas de las rosas o la oja de un cuchillo afilado...
Y hasta que llegue ese día...voy a permanecer soñando apaciguada mente...hasta morir.

lunes, 4 de enero de 2010


Tu sensualidad...consigue que delire, y arda en el más allá del infierno.
Cuantas veces he deseado tenerte...cuantas veces he soñado con...acerte mio...
Tu debilidad me és realmente fascinante.
Alimentame con tu orgullo, con tu belleza, con tu locura, con tu olor, con tu voz, con tu mirada. Agarrame de la mano y no me sueltes, no te vayas de mi lado, quedate dandome tu calor, y acariciame con tus manos frias y asperas como solamente tu sabes.

viernes, 1 de enero de 2010


Sabes que no he deseado nunca que desearas que yo desee tu cuerpo, pero no puedo evitarlo, ahora, lo deseo, si, lo deseo, cuánto tiempo vamos a estar sin tocarnos? un año, dos años, 3 quizás? podrás aguantarlo? yo creo que no...Pero sé fuerte, mírame a los ojos y dime que...no me quieres, porque yo se que sí que me quieres, pero no! dime que no me quieres, no quiero más problemas, necesito alejarme de ellos y yo sé que mi principal problema eres tú, así que por favor no hagas esto mas difícil, con un adiós te vale? si es así, perfecto, si no me iré cuando no puedas verme.

Sabes que me estas matando con esto verdad?

Sí, claro, por supuesto que lo sé.

Pues entonces dejémonos de bromas, Te Quiero!

No, no es ninguna broma...Recuerdo que te dije que me digieras que no me querías, no al revés...
Dios! esto es más difícil de lo que creía que ya podía ser...
Mi vida, te quiero y lo sabes, pero tengo que alejarme de ti, porque no puedo vivir con tantos problemas, comprendes?
Intenta comprenderlo, hazlo por mí.

Si, supongo que lo entiendo...
Bueno no! no lo entiendo! y que si no lo entiendo?! al diablo todo! al diablo mi familia, mis amigos, mis cosas, mi mundo, al diablo mi todo! tu eres mi vida, eres la única razón por la que sigo en vida (si se le puede llamar vida). Y dime, eso, lo entiendes? tu entiendes lo que te estoy diciendo!? Por dios! esto es una locura!

Bueno...nos veremos en lo más oscuro del infierno, sabes que los dos hemos sido cómplices de todo lo malo que hemos hecho...Adiós...

Seguidores

Reloj digital.