miércoles, 30 de junio de 2010


Fui capaz de sentir tu calor ansiando salvarme del sueño eterno…
Me puse al otro lado del puente y me agarré de la barandilla con la vista en el más allá y mi cuerpo sin control…Así que…simplemente me dejé llevar por el aire que soplaba demasiado fuerte. O tal vez me dejé llevar por el pensamiento enfermizo de rozar tu piel durante un instante… Seguramente el sufrimiento pudo acabar conmigo y solo…hizo que mis manos resbalaran de la barandilla y volara hacia abajo hasta chocar contra el agua de aquél mar que siempre había deseado tocar…
No había ningún músculo de mi cuerpo que intentara moverse para salvarme de aquél sueño eterno…y mi mente solo deseaba cerrarse por siempre.
No sabia que era lo que te impedía venir hacia a mi.
De todas las formas en que una mente se permitiera pensar…esto solo lo había hecho por ti. Por el saber que no iba a poder encontrarme contigo nunca más, por saber si te importaba e ibas a venir a buscarme…y simplemente…volver a sentirte.
Y entonces…fui capaz de sentir tu calor ansiando salvarme del sueño eterno…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reloj digital.