martes, 24 de noviembre de 2009


Me "atraía", si, me "atraía" y me "gustaba", y la verdad es que ni era guapa ni tenía buen cuerpo.
Pero su aspecto físico me motivaba. Era delgada, bajita, y su piel estaba cubierta por una capa blanca, y de su cabeza caían unos cabellos rubios y lisos. Sus labios rosados y finos. Nunca le había tocado la piel, pero parecía tan sumamente frágil y suave…
Tenía una sonrisa muy particular, no sé…muy suya.
Cuando me mira no logro aguantarlo, pues su mirada es tan directa que me llega a intimidar. Una voz dulce de “niña pequeña”.

Me gustaría tenerla entre mis brazos aunque solo fueran unos segundos, en el que se me pararía el mundo y las agujas del reloj que marca la hora se pararían. Pero supongo que eso es imposible…aún así me sigo conformando con imaginar…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reloj digital.