martes, 14 de enero de 2014

Qué bonito ese sueño dulce, tranquilo, bello...

·Dirigido a mi futura pequeña criatura:


Me adormezco, y entro en un sueño dulce, tranquilo, bello...



Qué bonito es ser acariciado por la brisa del verano, pero más bonito es acariciar sus delicados cabellos sedosos, sedientos de sentirse tan amantes de mis dedos...

Qué bonito el amanecer, cuando el sol ilumina la ciudad con cada rayo deslumbrante de su ser, y nos ciega a todos de calor. Pero qué bonito que sus pequeños y a la vez grandes ojos curiosos, dirijan la mirada hacia los míos, y las lágrimas quieran brotar de mis ojos al sentirte tan mía...

Qué bonitas las flores que nacen en primavera, qué bonita la naturaleza... Pero más bonita es esa persona que, por no saber hablar: besa. Que por no saber escuchar: sonríe al mirarme. Que por no saber hacer daño: ama sin condición.

Qué bonitos los pájaros, cantando al comenzar el día, gritando al mundo su libertad. Y qué bonito cuando agarra mi mano, tan grande a comparación con la suya; y la siento tan cálida, suave, frágil...

Qué bonita la luna cuando iluminando cada espacio de la casa, entra por la ventana, y reluce en su piel. Pero... Qué bonito cuando su piel acaricia la mía, y se crea un aura de amor tan tierno como el de un oso y su cachorro.

Qué bonito cuando amas a alguien tanto, que darías la vida por él/ella... Qué bonito cuando su alma choca con la mía, y me da las gracias por haberla hecho realidad.

Qué bonito el ruido del mar, el agua chocando sensualmente contra las rocas que invaden cada espacio. Pero más bonito es cuando al despertar juntas, está tan pegada a mí, que no puedo sentir más que nuestras propias respiraciones, nuestros propios latidos, danzando juntos.

Qué bonito el universo, que por no conocerlo, es lo más grande y misterioso en nuestra existencia.
Qué bonito cuando me da un pequeño beso en los labios, y siento su olor a vida nueva, tan especial y embriagador...


Qué bonito el juego de dos crías de tigre. Pero qué bonito nuestro íntimo juego... En el que yo te doy el beso más bello del mundo, y tú me lo devuelves, riendo con tu dulce voz.

Qué bonito el secreto de las estrellas que iluminan todo nuestro cielo. Pero más bonito es cuando compartimos nuestro único amor, con ella.  Cuando posa sus labios sobre tu frente, y muero al ver esa escena tan enternecedora. Para después posar sus labios sobre los míos, y susurrar un "te amo" que hace temblar mi alma.

Qué bonito cuando la música hace que una persona se emocione, y deje correr las lágrimas por su rostro. Pero qué bonito cuando llamas mi atención de la única forma que sabes que moriré: sonriendo.

Qué bonita la vida, qué bonito el amor, qué bonita la libertad, qué bonito todo cuando se ama de verdad, cuando se adora de verdad. Qué bonita tú, la criatura más bella y frágil que he visto jamás.
Qué bonitos mis dos amores eternos y puros.
Qué criaturas más bellas.

Qué bonito este sueño dulce, tranquilo, bello...

1 comentario:

  1. Que bonito!. ..Que bonito, todo lo que expresas...! Y que bonito me parece, todo lo que escribes....! Pero más bonito, es que por fin; lo veas tú Tan Bonito!

    ResponderEliminar

Seguidores

Reloj digital.