martes, 18 de septiembre de 2012

Esta noche viviremos por amor.

¿Puedes sentirlo? ¿Sientes lo mismo que yo? Lo sientes... ¿Verdad?
Arráncame la lengua. No quiero ni una palabra esta noche. Deja que nuestras manos sean capaces de todo y de nada. Que nuestros cuerpos se muevan en sincronía hasta que nos sintamos desfallecer. Hasta que nuestros corazones mueran de amor y placer, y luego nos pida una vez mas que el roce sea el rey de esta fiesta sin mascaras.


Esta noche la sangre derramada sera el dulce vino. Dulce vino entre tus labios... Entre mis labios...


Te amo... Déjame susurrartelo al oído...


Entiendes el dolor tanto como yo. Todo duele en nuestro interior, pero... Quiero entregarte amor, tal vez eso duela menos... O mas de lo que pienso...

Convirtamos ese agrio sabor... Mezclemoslo con el dulce vino y hagamos que desaparezca al tocarnos.

No voy a esconder mis temblores esta vez. Tu me haces temblar, me vuelves tan vulnerable... Y eso es amor, no dolor, así que permiteme dejarlo libre.


Voy a amar tu cuerpo, cada centímetro de tu piel... Como si de la ala de una mariposa se tratara. 

Acaríciame, posa tu mano sobre mi rostro, déjame sentirte, y que las lagrimas que caigan de mis ojos, representen la pureza de mi alma.

¿Rosas negras? Esta noche, eso no existirá.

Suaves pétalos de rosas rojas, acariciando nuestros ojos...
¿Oscuridad? No... Nuestro amor alumbrara la habitación.

No habrá ni frío, ni sufrimiento, ni soledad...


Esta noche, viviremos por amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reloj digital.