domingo, 26 de febrero de 2012

Intento amarte, así que: No me retes, ayúdame.

Déjame amarte, amor, como tú amas mi existencia.
Alumbra mi alma como lo hace la luna con la noche.
Déjame mantenerte cerca como las venas mantienen la sangre a través de ellas.
Haz que el amor crezca como las flores de primavera, preciosas, llenas de vida.
Deja que me alimente de ti como un colibrí lo hace con el néctar.
Abrázame como abraza la piel a los huesos del cuerpo humano.

Amor, ama mi dramatismo y cálmalo besando la piel de mi cuello, tan sensible al tacto...
Reten mis lágrimas en tus labios y saborea mis sentimientos con tu lengua.

Tu amor es tan grande que podría matarme, pues mi débil sentimiento no es compatible.
Débil sentimiento que hace que mi cuerpo tiemble de dolor.
Así que por favor, te ruego, hazlo ya, mátame con tu amor y no dejes que el dolor se propague y el débil sentimiento me torture.

Déjame amarte, amor, como tú amas mi existencia... No me retes, ayúdame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reloj digital.