lunes, 4 de enero de 2010


Tu sensualidad...consigue que delire, y arda en el más allá del infierno.
Cuantas veces he deseado tenerte...cuantas veces he soñado con...acerte mio...
Tu debilidad me és realmente fascinante.
Alimentame con tu orgullo, con tu belleza, con tu locura, con tu olor, con tu voz, con tu mirada. Agarrame de la mano y no me sueltes, no te vayas de mi lado, quedate dandome tu calor, y acariciame con tus manos frias y asperas como solamente tu sabes.

1 comentario:

  1. Ohh...continua escribiendo Marta.
    Besos.

    ophelia_inmortal@hotmail.com

    agregame

    ResponderEliminar

Seguidores

Reloj digital.